Enlodando las Aguas

Durante una reciente noche de oración en donde estamos levantando nuestra nación con varios hermanos intercesores, Dios nos dio convicción en una revelación.  Este es el tipo de revelación que nos hace reflexionar y buscar en el corazón. Francamente es el tipo de revelación que te pega en las entrañas. Y aunque El específicamente no nos dijo que lo compartiéramos, yo firmemente creo que debemos hacerlo pues no podemos estar callados cuando la iglesia se ha desviado de su curso.  Esta revelación fue una reprensión a la Iglesia Americana.  Obviamente, hay elementos dentro de la iglesia que son piadosos y que trabajan duro por Su Reino, pero Dios nos mostró claramente que hay muchos elementos oscuros dentro de la iglesia, el cuerpo entero de Cristo aquí en Estados Unidos, que están lastimando en lugar de ayudar al Pueblo de Dios.

Cuando estábamos orando, una de las hermanas tuvo una visión.  En esta visión, había una congregación rodeando una masa de agua.  El agua era cristalina así que la gente corrió a sumergir sus pies en el agua.  Conforme metían los pies, esto hacia que el agua se llenara de lodo y se revolviera.  Ese fue toda la visión.  Conforme tomamos el tiempo de meditar en silencio, varios de los intercesores recibieron el significado.  Aunque fue una simple vision, el mensaje fue obvio.  La iglesia no esta purificando su gente a través del evangelio. En cambio con falsa doctrina, avaricia, pecado, la esta contaminando. Conforme continuamos orando, fuimos llevados a Ezequiel 34. Nuestros pensamientos iniciales fueron confirmados con esta parte de la Escritura y la correlación entre la imagen de la visión y la imagen de la Escritura, fue impresionante.

Ezequiel 34:18-19 

¿Os es poco que comáis los buenos pastos, sino que también holláis con vuestros pies lo que de vuestros pastos queda; y que bebiendo las aguas claras, enturbiáis además con vuestros pies las que quedan? Y mis ovejas comen lo hollado de vuestros pies, y beben lo que con vuestros pies habéis enturbiado.

Este grupo de oración fue formado con la intención de orar por nuestra nación y sus líderes.  Pero se nos ha hecho claro conforme pasan las semanas que la causa de nuestros problema como Pais están enraizados en la iglesia. El estado actual de nuestra nación no es a causa de la ignorancia  de la gente;  no es resultado de politicos corruptos; es a causa de los fracasados elementos dentro de la iglesia. Queremos culpar nuestra desdicha en las pólizas liberales o las acciones de los “malvados,” cuando en realidad debemos mirar adentro. Debemos preocuparnos primero en limpiar la atmósfera espiritual en nuestras iglesias dibujando paralelos con la reprensión que Dios le dio a Israel que esta mencionada en Ezequiel 34.

Ezequiel 34 fue dirigido hacia los pastores de Israel.  Dice en el verso 4, “No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia.”  Pero también menciona “la oveja engordada.” La oveja engordada no eran los lideres, sino la gente de Israel que obviamente tenia riqueza y poder.  Los versos 20 y 21 dicen, “Por tanto, así les dice Jehová el Señor: He aquí yo, yo juzgaré entre la oveja engordada y la oveja flaca, por cuanto empujasteis con el costado y con el hombro, y acorneasteis con vuestros cuernos a todas las débiles, hasta que las echasteis y las dispersasteis.”

Sabemos del Nuevo Testamento que el propósito de la iglesia no fue que se enriquecerá ella misma. Tampoco fuel el propósito que la iglesia fuera un lugar de reunion social, ni el de enriquecer a los pastores o llenar el ego de las personas. Al contrario, esta supuesta a ser una luz para las naciones; a representar el amor de Jesucristo a través de sus seguidores; a proclamar la Palabra con valentía, llevando a la gente al arrepentimiento, amándole.  Supuestamente tenía que tomar cuidado del pobre, las viudas, los huérfanos, los destituidos. Esta supuesta a caminar con poder en el Espíritu Santo; supuesta a discipular a sus miembros mas débiles y alimentar a los nuevos creyentes. También a alcanzar a los peores pecadores y a ser un lugar de refugio para el quebrantado. Y vemos que no es así.  En lugar de hacer esto, hemos permitido que los gobiernos tomen nuestras responsabilidades y muchas de nuestras iglesias se han convertido en lugares donde la gente se puede sentir bien por sus acciones vanas un día a la semana.

Nosotros queremos retar a los lideres de las iglesias y a los seguidores de Cristo a examinar sus propias iglesias y examinar sus corazones. A los pastores y otros líderes nosotros les preguntamos:  Esta usted consumido con los diezmos y ofrendas que llegan o no llegan? Vive usted en un estilo de vida que es mas glamoroso que el de su congregación?  Esta usted mas preocupado con los horarios y el orden del servicio que el hacer de su iglesia un lugar donde se le da bienvenida a la gente sin importarle su nivel económico o cultural?  Rehusa usted partir el pan con los pecadores? Esta usted haciendo el Evangelio un acto de ejercicio intelectual sin permitir que el Espíritu fluya?  Esta asegurandose de tomar cuidado de los mas pobres en su congregación?  Esta tomando cuidado del pobre, de las viudas, y de los huérfanos en sus comunidades?

A las ovejas les preguntamos:  Esta usted mas preocupado con sus logros profesionales que ayudar a un hermano cristiano? Esta usted tan abrumado con programas o proyectos que no tiene tiempo para hablar con alguien en necesidad?  Esta usted principiando su día sin tomar el tiempo de orar?  Por lo mismo, ora usted a través de todo el día?  Esta su vida llena de actividades que no exactamente ayudan al Reino de Dios a crecer? Esta usted tomando decisiones basado enteramente en crecimiento económico sin tomar en cuenta las implicaciones espirituales?  Es usted parte de un grupo elite de su iglesia que raramente socializa fuera de ese grupo de amistades? Esta usted buscando dentro de su iglesia aquellos que se sienten marginalizados o perdidos? Comparte usted su casa y su riqueza? Esta usted compartiendo sus talentos con la iglesia?

Es tiempo de purificar nuestros corazones y de arrepentirnos por nuestros errores y fracasos como iglesia. Es el tiempo para que la iglesia se levante, pero no va a suceder si no desenraizamos la maldad dentro de la iglesia.  La gente de Dios necesita un Cuerpo de Cristo que refleje a su Rey, Jesucristo. Esta nación desesperadamente lo necesita. Estamos en un momento decisivo para este país y Dios juzgara entre las ovejas engordadas y las flacas. Si vamos a soportar la tribulación venidera, entonces tenemos que estar fundados en fe y en amor y en la verdad del Evangelio.  Dios debe ser su lugar de refugio y habitación, porque las cosas como las riquezas, profesiones, y aun nuestro propio intelecto no sera mas que polvo en el viento.

We would love your feedback!

 
 
 
%d bloggers like this: